Primera actividad: Transformando Juegos Competitivos en Cooperativas

Definición

Se trata de una actividad grupal para ser trabajada en los centros educativos y en las asociaciones, en ella a través de una metodología experiencial se tratará de reflexionar en torno a las diferencias entre los juegos cooperativos y los juegos competitivos, y las virtudes que para la cohesión grupal ofrecen estos últimos.

Nota: Antes de comenzar la actividad es importante que se haya leído las diferentes características que definen a los juegos competitivos y a los juegos cooperativos.

Objetivos

-   Descubrir desde la práctica las diferencias entre los juegos competitivos y cooperativos.

-   Reflexionar en torno a los valores y virtudes que ofrecen los juegos cooperativos frente a los competitivos.

-   Reforzar la cohesión del grupo.

-   Desarrollar experiencias afectivas, sociales y cognitivas de manera cooperativa y grupal.

 

Material

- Papel estraza

- Música y reproductor musical.

- Tizas

- Cartulinas

- Tijeras

- Balón

 

Desarrollo de la actividad:

CAMBIANDO JUEGOS COMPETITIVOS EN COOPERATIVOS

La acción se dividirá en dos partes. Se escogerá un juego al que normalmente juegue el grupo de carácter competitivo.

Ejem: campo quemado, sillas musicales, pañuelito…

Posteriormente se jugará al juego formando dos equipos hasta que uno de estos resulte ganador.

Tras finalizar se realizará una reflexión sobre las sensaciones vividas.

¿El equipo ganador como se ha sentido?

¿El equipo perdedor como os habéis sentido?

¿Los eliminados? ¿Los que habéis eliminado a gente?

¿La derrota ha sido culpa vuestra? ¿De vuestros compañeros?

Una vez concluida esta reflexión se realizar una lluvia de ideas sobre cómo transformarlo en cooperativo. (Una lluvia de ideas consiste en que cada uno y cada una dicen todo lo que se les pase por la cabeza, para resolver un problema, en este caso convertir un juego competitivo en cooperativo, todas las soluciones valen, sean éstas reales o irreales, posibles o imposibles).

Todas las ideas que vayan saliendo se apuntan en una cartulina a la vista de las participantes.

Finalmente se consensuaran entre todos el grupo la reglas finales del juegos transformado en cooperativo y jugará todo el grupo.

Tras finalizar se realizará de nuevo una reflexión sobre las sensaciones vividas:

 

¿Cómo os habéis sentido jugando al juego en su versión cooperativa?

¿Habéis notado alguna diferencia?

¿Os ha resultado igual de entretenido?

¿Habéis notado alguna mejora? ¿Cuáles?

¿Qué os ha parecido la experiencia en general?

 

Algunas pistas a tener en cuenta:

No debe haber eliminados o perdedores, ya que esto desencadena sentimientos de fracaso, actitudes de compañeros de equipo hostiles o de crítica y trampa…Se trata de jugar en grupo y no unos contra otros.

Buscamos mejorar pero no a costa del fracaso de los demos si no de la colaboración entre el grupo, intentando alcanzar entre todos mejores resultados. Para ello es importante conseguir un clima de confianza, cohesión, y de pertenencia al grupo.

Hay que utilizar juegos en los que todos/as puedan jugar con  sus características y peculiaridades específicas; y estas no sean objeto de discriminación sino de complemento al resto de las características del grupo.

Si se crea el contexto adecuado las niñas y los niños son capaces de transformar juegos tradicionales y a la vez inventar otros nuevos.

A continuación, describimos algunas estrategias ya utilizadas que pueden servir de ayuda para transformar un juego competitivo en cooperativo:

- Se da un punto al equipo que pasa la pelota a todos sus jugadores/as.

- Las jugadoras/es se van cambiando de equipo cada vez que se marca un punto.

- Para que un equipo gane tiene que haber marcado «tanto», al menos cuatro jugadores diferentes.

- Ningún jugador/a se elimina, sólo cambia de equipo.